';

La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.        La Enfermedad Venosa Crónica no es una condición estética: debe ser supervisada por un especialista. No te automediques y consultá siempre con un médico.

Síntomas del dolor de piernas, pesadéz en las piernas, hormigueo, hinchazón de tobillos La pesadez en las piernas es un síntoma muy común de la Enfermedad Venosa crónica. Aquí encontrarás toda la información. hinchazón de tobillos, hinchazón de piernas, hormigueo en tus piernas, cosquilleo en las piernas, malestar en las pierna, latidos en las piernas piernas adormecidas, enfermedad en las piernas, enfermedad venosa Dolor de piernas, dificultad para caminar, enfermedad venosa, várices ¿Tus piernas sufren mucho más que dolor?
por qué siento dolor de piernas y las siento pesadas

¿Por qué me duelen las piernas y las siento pesadas?

mirá el video

¿Por qué me duelen las piernas y las siento pesadas?

mirá el video

por qué siento dolor de piernas y las siento pesadas

SÍNTOMAS

Image icon
Pesadez
Image icon
Hinchazón
Image icon
Hormigueo o adormecimiento
Image icon
Calambres musculares
Image icon
Picazón
Image icon
Insomnio

10 HÁBITOS SALUDABLES

Cuando tu trabajo requiera permanecer sentado o de pie durante largos períodos de tiempo, tomate pequeños descansos, caminando o moviendo tus pies de manera circular.

En viajes largos en auto, tren o avión, hacé pausas y levántate a dar paseos cortos, con intervalos regulares: favorece la circulación y estimula el retorno venoso.

Cuando se practica regularmente y con el calzado adecuado, caminar es el ejercicio más beneficioso para la circulación venosa ya que la contracción de los músculos de tus piernas estimula el flujo ascendente al corazón.
Hacer gimnasia, andar en bicicleta, bailar y practicar natación facilitan el retorno venoso.
Por el contrario, practicar deportes como el tenis, el squash, el handball y el basketball no recomendados porque dilatan tus venas y ralentizan el retorno venoso.
El calor estimula la dilatación venosa. Por lo tanto, deben evitarse la exposición al sol, los tratamientos con cera caliente, los sistemas de suelo radiante y los baños calientes y saunas.
Diariamente, después de la ducha, refrescá tus piernas con agua fría: activa la función venosa y disminuye la sensación de pesadez y dolor. Si vivís en zonas costeras, caminar por la orilla combina el efecto refrescante del agua y los beneficios del ejercicio físico.
El estreñimiento y el exceso de peso incrementan la presión venosa. Una dieta rica en fibras, una adecuada ingesta de líquido (aproximadamente 1.5 L al día) y limitar la ingesta de grasas saturadas (manteca, carnes rojas) pueden mejorar ambas problemáticas.
La ropa demasiado ajustada comprime tus venas dificultando el retorno venoso. Elegí ropa suelta, evitando pantalones ajustados, corsets, cinturones y medias elásticas ajustadas.
Los tacos altos, así como los zapatos planos, no permiten una presión adecuada para el retorno venoso. Por lo tanto, lo ideal es utilizar tacos de entre 3 a 4 cm.
Realizar movimientos de pedaleo a la hora de acostarte y levantar los pies a 10 o 15 cm de la cama (por ejemplo, con una almohada) son acciones que pueden reducir la circulación venosa mientras dormís.
Masajear tus piernas, desde el pie hasta el muslo en el sentido de la circulación venosa, mejorará el retorno venoso.
Tan pronto como sientas dolor o pesadez en tus piernas, tus tobillos estén hinchados o tus venas se hayan vuelto más visibles debes consultar con el médico. Así, la enfermedad venosa crónica (EVC) podrá ser diagnosticada en forma temprana, permitiendo la incorporación de medidas preventivas e iniciando el tratamiento más adecuado.
Avisale a tu médico si quedaste embarazada o si utilizás terapias hormonales ya que ambas pueden empeorar los síntomas venosos.
Realizá un seguimiento regular de tu patología: la consulta con el profesional es esencial para una buena salud y para la elección del mejor tratamiento.
Para aprender más sobre tratamientos, visitá la sección de Soluciones.